EL CLUB AJEDREZ AJOBLANCO CONTINÚA CON ÉXITO AJEDREZ SIN BARRERAS

6/6/2014

El pasado curso, la Federación Extremeña de Ajedrez junto con la Fundación Jóvenes y Deportes del gobierno de Extremadura comenzaron un proyecto para facilitar la integración social de las personas con discapacidad, al mismo tiempo que se logra mejorar sus capacidades cognitivas como la memoria, la atención, la planificación y la consecución de logros en su vida a través del sacrificio y el esfuerzo, como el propio juego del ajedrez les enseña.

En el proyecto participaron asociaciones de las principales capitales extremeñas: Badajoz, Cáceres y Mérida. Asociaciones de sordos como Aspesoba o Adaba, de ciegos como la ONCE o de niños autistas como APNABA, AFTEA o el Taller de los Sueños se beneficiaron enormemente de éste proyecto innovador en nuestra comunidad.

Este año, dado el éxito que tuvo la primera experiencia, el Club Ajedrez Ajoblanco ha retomado el proyecto y con la colaboración de la Federación Extremeña de Ajedrez y a la Fundación Jóvenes y deportes del Gobierno de Extremadura, se han ampliado las actividades a otras asociaciones también interesadas, que no han querido quedarse fuera. De ésta forma, se amplía el proyecto a discapacidades intelectuales, como AEXPAINBA o Síndrome de Down y a personas con Trastornos de Personalidad como es la asociación ABIBA de trastorno Bipolar de Badajoz.

Durante este semestre de curso ya se han venido realizando torneos, simultáneas, charlas informativas…, que unido a las clases hacen que el ajedrez además de un deporte, se convierta en verdadero vehículo de integración y de ocupación de su ocio y tiempo libre.

De ésta forma, gracias a éste proyecto, en estos meses la ONCE de Mérida ha llevado a cabo un encuentro entre jugadores de la ONCE que estaban recibiendo el curso y jugadores del Club Ajedrez Ajoblanco campeones de España de primera división, así como un encuentro y convivencia en Cabeza del Buey, entre jugadores inscritos en el curso de la ONCE con jugadores de éste pueblo.

Este ejemplo nos sirve, como los propios organizadores del proyecto comentan, “para dar un jaque mate a la exclusión social” y que todas éstas personas sientan que el ajedrez es más que un deporte, que les acerca al resto de personas sin ningún tipo de barrera.