UNA DERROTA DOLOROSA

17/6/2013

Muchas veces estamos mirando partidas y parecen claras las victorias pero hasta el final no se decide, si no veamos un ejemplo de una derrota dolorosa por parte del jugador que lleva las piezas negras que se trabajó la partida merecidamente.

En el diagrama de más abajo la victoria de las negras es un hecho pero ….

Sigue 32. Re3 Dh4 pero la partida ha dado un vuelco espectacular y esconde una sorpresa final.

33.Ad4 Dh6….

Mate en 10! Directo, el jugador lo vio al toque y se anotó esta victoria ante la cara de desolación del jugador de piezas negras. Así es el ajedrez un leve error te puede costar la partida como así fue.